Es uno de los platos típicos históricos, de esa gran herencia antioqueña y fundamentalmente la del campesino y el arriero, quienes por efecto de las distancias y jornadas, se hacía necesario aprovisionarse de alimento y bebida, fuera para el camino o para el plantío.

Las señoras, preparaban comidas, las cuales eran envueltas en hojas de vijao o platano, las cuales mantenían en un mismo lugar el alimento y en certo modo el calor, es casi magico lo que logra dichas amvolturas, llega incluos a la sensación de recién hecho.

Para los Pregoneros, es una actividad que le permite a los «Músicos de Cielos Abiertos» compartir su música y degustar un plato típico, en alguno de los más famosos restaurantes de la región